67cda6265c538a61d7ab5cca62480f63
월간 W.E.B.
2013년 7월 10일
6eac14d1c18d01746f4e57b494a80203
2013 Comic-Con with Warner Bros. in San Diego
2013년 8월 27일

El Tiempo

d904cfd67e1f6a73a5aa4f917348faff

Dos artistas, dos países, dos culturas, dos visiones, una sola pintura
Un colombiano y un coreano se las han arreglado para unir estos dos países a través del arte

‘A boy named Sue’ es una canción que cuenta la historia de un hombre joven que busca venganza contra su padre por abandonarlo a los tres años y ponerle Sue, un nombre de mujer. A raíz de las constantes bromas y burlas sobre su nombre, Sue creció con temple y con sus puños no se dejó de nadie, a pesar de la humillación con la que lidió toda su existencia. Un día de verano encuentra a su padre en una taberna, y empieza una dura pelea que termina en el lodo por fuera del recinto. Cuando Sue está a punto de disparar su revólver, su viejo sonríe y dice que le puso ese nombre para que fuera fuerte en la vida, porque él sabía que no iba a poder estar ahí para ayudarlo. Sue arroja el arma y se marcha con un punto de vista diferente, pero finaliza diciendo que todavía odia ese nombre.

Esta canción es en realidad un poema de Shel Silverstein, que se volvió popular gracias a la versión musical que Johnny Cash grabó en vivo desde la cárcel de San Quentin el 24 de febrero de 1969. Recrear una escena de ‘A boy named Sue’ fue la primera idea que el ilustrador caleño Jean Paul Egred le propuso al surcoreano Sakiroo Choi. Y fue el inicio de una relación que los ha llevado a exponer obras en el distrito de arte de Miami, a inventar proyectos que unen los símbolos de dos naciones lejanas y disímiles y, también, a forjar una amistad que va más allá del Skype. Esta es la historia de cómo dos jóvenes, en continentes diferentes, se las han arreglado para ‘armar parche’ y trabajar en cosas que realmente los hacen felices. (Vea acá la galería).

Johnny Cash y Bob Dylan, Freddie Mercury y David Bowie

El primer proyecto de Jean Paul Egred (de 28 años y conocido como ‘Pol’ en el mundo gráfico) y Sakiroo Choi fue una serie de ilustraciones sobre notables colaboraciones en la historia de la música. Se llamó ‘Rock it’, compuesta por las piezas que mostraban a Kanye West con Daft Punk, a Aerosmith con Run DMC, a Freddie Mercury con David Bowie, a Michael Jackson con Van Halen y a Johnny Cash con Bob Dylan. Cada dibujo revive de cierta manera esa maravillosa fusión que dio resultados como ‘Walk this way’ o ‘Under Pressure’. ¿Pero cómo llegaron a colaborar un colombiano y un surcoreano?

La revista Undr Rpblc (Under Republic) le encarga a Egred hacer la portada de la edición número 15 correspondiente a febrero-marzo del 2012. Esa edición venía cargada con entrevistas a otros ilustradores y fotógrafos con estilos muy particulares, como los desnudos de Merkley o los superhéroes gordos y con frenillos de Sakiroo. El vallecaucano le escribe a todos los artistas que entrevistaron en esa edición, felicitándolos por su gran labor y porque ‘sería bueno estar en contacto’. Solo uno respondió: Sakiroo Choi.

“Me sorprendió que un personaje cuyo trabajo era de la talla de Sakiroo me estuviera respondiendo”, y recuerda que el asiático alabó su estilo, sus personajes y que le encantaría seguir en contacto. Fue así como empezó una serie de mensajes breves por correo o por el buzón de Facebook, porque Sakiroo no habla bien inglés, mucho menos español, y una conversación por Skype era un despropósito. Decidieron trabajar juntos y de esta manera Egred le propuso construir esa escena de ‘A boy named Sue’.

Sakiroo Choi se demoró en darle una respuesta, a tal punto que el caleño pensó que le había respondido sus correos solo por cortesía. Al cabo de días, un mensaje del surcoreano le dice algo así: ‘yo quiero trabajar con usted pero no entiendo nada de lo que me está diciendo’. Egred optó por transformar la idea y le planteó algo más sencillo: ‘dibuja a Bob Dylan, yo dibujo a Johnny Cash’.

“Le mandé un boceto de cómo yo planteaba que se articularan los personajes, esto se hace aquí, esto se hace acá, vos hacés el de la derecha, yo el de la izquierda. El boceto más inmundo de mi carrera era ese. Y el hombre a los tres días me mandó un boceto que era una joya que me humilló absolutamente, tenía un dibujo espectacular de Bob Dylan que hizo en dos días”. El surcoreano, sin darse cuenta, le puso el nivel de dificultad muy alto al colombiano.

El asiático enviaba una pieza y Egred trabajaba alrededor de su paleta de color y acabados. Poco a poco se fue afianzando esta dinámica, y por fortuna se entendieron mejor con el lápiz en la mano que hablando. Así surgió el dúo de Cash y Dylan, seguido por el del vocalista de Queen y David Bowie. Cuando ya habían finalizado más piezas, al proyecto ‘Rock it’ le surgió la oportunidad de ser expuesto en Miami, precisamente en el distrito de arte de Wynwood, al mismo tiempo que tendría lugar el Art Basel, uno de los espacios de arte más laureados en las últimas décadas.

Fue entonces cuando el colombiano le manifestó a Sakiroo la posibilidad de encontrarse en Miami. El surcoreano aceptó y el plan estaba armado, se iban a conocer en diciembre del 2012. No obstante, Jean Paul Egred no estaba conforme solo con ir a Estados Unidos a ‘exponer’ pocas piezas, y es justo cuando nace una idea llamada ‘According to them’.

Cuando el Este conoce al Oeste

Diez íconos colombianos interpretados por diez artistas coreanos y viceversa. Esa fue la idea que Egred le formuló a Sakiroo para desarrollar y llegar a Miami con un trabajo más robusto y una mayor colaboración. Ese proyecto, llamado ‘According to them’ –ver video-, mostró al ‘Pibe’ Valderrama, a Gabriel García Márquez, a Pambelé y a Juan Valdez, entre otros íconos locales, desde la visión gráfica de artistas coreanos. Y lo opuesto: André Kim (diseñador de modas), Jung Chan Sung (peleador de artes marciales mixtas) y Lee Byung-Hun (actor), entre otros más, son algunos de los personajes interpretados por artistas colombianos.

‘According to them’ vio la luz del 6 al 9 de diciembre del año pasado en la Spaces Gallery, ubicada en Wynwood, sector de Miami poblado de galerías, murales y tiendas de diseño. Egred llegó junto con otros colombianos que participaron en el proyecto, y lo mismo hizo Sakiroo con los coreanos involucrados. Para aprovechar la presencia de todo ese ‘combo’ allí, se decidió pintar un mural gigante que denominaron ‘East meet west’ (el este conoce al oeste); la mitad pintada por los suramericanos, la otra por los asiáticos. Esta muestra estuvo exhibida en Bogotá en el mes de junio y se espera a que llegue a Cali y Medellín.
A diferencia de Egred que –según él- dibuja desde que tiene memoria, Sakiroo lo hace desde los 20 años -tiene 32-. Sus personajes están llenos de miembros amputados y sonrisas con frenillos, y son tal vez, características propias de su trabajo. Por su parte Egred, que pinta sus dibujos con guitarras, el número nueve en algún lado y los personajes con picos de aves, dice que esto no se trata de un sello personal sino de argumentos que hacen de su trabajo lo más original posible. “En la medida que vayas siempre a ese universo que vos mismo creaste, tu trabajo va a mantenerse homogéneo”, afirma.

Desde que se conocieron en persona en Miami, este par de ilustradores se han vuelto muy amigos. Aunque la barrera del idioma se mantiene, ya han avanzado a conversaciones por Skype. “La disciplina de Sakiroo es increíble (…) -los coreanos- son personas medidas, sistemáticas con sus actos y sus cosas, muy enfocadas a los resultados, pero muy nobles en el fondo”.
Todos estos proyectos empezaron gracias a un correo electrónico y la respuesta a un mensaje. Sin internet, ¿cuáles eran los chances de que ellos dos se conocieran y empezaran a trabajar juntos?

http://www.eltiempo.com/entretenimiento/arte/dos-artistas-dos-paises-dos-culturas-dos-visiones-una-sola-pintura_12948092-4

Related Post

SAKIROO
SAKIROO
Make a difference
Loading Facebook Comments ...

답글 남기기

이메일은 공개되지 않습니다. 필수 입력창은 * 로 표시되어 있습니다.